¿Por qué los muebles de las cocinas industriales son de Acero Inoxidable?

Mar 10, 2020 Home 0 Comentarios
¿Por qué los muebles de las cocinas industriales son de Acero Inoxidable?

¿Por qué los muebles de las cocinas industriales son de Acero Inoxidable?

Cuando entramos en las cocinas de cualquier restaurante nos llama poderosamente la atención que absolutamente todo su mobiliario sea de acero inoxidable. Es el material por excelencia para estas zonas de trabajo, tanto en las cocinas de restaurantes y bares como en obradores o empresas de catering, extendiéndose a algunos negocios hosteleros hasta las zonas de barra.

Es bastante habitual encontrar este metal en muebles como frigoríficos, lavavajillas, fregaderos, estanterías, mesas de trabajo… y demás maquinaria y menaje usado en cualquier empresa dedicada a servir comidas.

En estos momentos, el acero inoxidable tiene presencia en todo tipo de ámbitos y entornos industriales, ya que es sinónimo de elegancia y modernidad. Este material tiene enormes ventajas frente al resto de los que se usan habitualmente, como son su fácil mantenimiento y limpieza, su durabilidad y las ilimitadas posibilidades en cuanto a los diseños.

Razones para usar el acero inoxidable en las cocinas industriales

Si le preguntásemos a los profesionales de la restauración por qué prefieren este tipo de metal para sus cocinas, la respuesta que darían sería fundamentalmente la de la higiene. Y es que se considera una premisa elemental para tratar con los alimentos con los que se preparan los platos.

Los materiales que entren en contacto con los distintos productos alimenticios no pueden ser porosos. Esta característica es esencial para impedir la proliferación y trasmisión de bacterias de un producto a otro. Además, tampoco se han de transmitir los sabores ni, en modo alguno, producir algún elemento tóxico para el alimento que se esté elaborando.

Casi todos los materiales, excepto el acero inoxidable, incumplen alguno de los factores mencionados.

Por ejemplo, la madera, que es un material muy elegante y maleable, pues pueden moldearse de cualquier forma imaginable, es muy peligrosa cuando se trata de darle uso en la cocina. La madera está prácticamente prohibida en estos entornos, principalmente por su porosidad, ideal para que los microorganismos se cuelen por los poros y proliferen. Así mismo, sus características, formas y propiedades se verán alteradas con el aumento de la temperatura, pudiéndose quemar en determinados lugares, y representando, por tanto, un serio peligro.

El acero inoxidable no tiene competidores en este sentido, ya que elimina de facto cualquier tipo de riesgo posible y, además, es fácilmente maleable, la carpintería acero inoxidable tiene más facilidades para fabricar más variadas formas y tamaños para los distintos objetos o mobiliario.

Así mismo, es un material que soporta muy bien las altas temperaturas, siendo este un valor fundamental para la higiene. Los utensilios de cocina, cuando pasan por el lavavajillas, son muchos los grados que alcanzan, tanto para cocinar bien los alimentos como para eliminar cualquier posible existencia de bacterias y microbios.

Por otro lado, como se puede apreciar a simple vista, no es en absoluto poroso, con las ventajas que esto conlleva, como ya se ha apuntado en este artículo. Es muy fácil de limpiar y no es especialmente caro si lo comparamos con otros materiales.

Otro de los motivos por los que se usa el acero inoxidable en las cocinas industriales es la alta resistencia que posee frente a la acción de agentes corrosivos, tan utilizados para la limpieza y desinfección de estos entornos.

Este material, por su propia naturaleza, se mantiene inalterable frente a la acción del aire y el agua, pues ni se corroe ni se oxida, pero, sobre todo, es muy resistente a factores y acciones muy comunes en las cocinas profesionales, como son el vapor, la sal, los golpes, los arañazos con cuchillos, los mencionados detergentes usados para la limpieza… es un material que soporta muy bien los ambientes y las duras condiciones de trabajo.

El tipo de acero inoxidable ideal

No existe un único acero inoxidable, existen cinco familias según su composición; los austeníticos, los ferríticos, los martensíticos, los dúplex y lo se endurecimiento por precipitación. A su vez, estas familias se subdividen en otros tipos de aceros.

Los preferidos para fabricar mobiliario de hostelería son los que pertenecen a la primera familia; aceros inoxidables austeníticos. Los de las series 300 son los más resistentes (316 y 304). El 304 es utilizado para usos generales y el 316 para trabajar en ambientes más duros y agresivos (entornos salinos).

Share This Post :

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: Site url with http://
* Comentario:
Type Code
arrow_upward