La campana extractora industrial y como limpiarla

Dec 28, 2021 Home 0 Comentarios
La campana extractora industrial y como limpiarla

La campana extractora industrial y como limpiarla

Todo aquel que posea un restaurante sabe lo que significa enfrentarse a uno de los aparatos que más se ensucia de todo el establecimiento. La campana extractora de una cocina industrial no es nada fácil de limpiar, sobre todo en aquellos negocios que se llevan funcionando hasta 12 horas diarias, nada que ver con las domésticas.

La acumulación de grasa, vapor y manchas de todo tipo de productos que llegan hasta la campana dan como resultado que todos los trabajadores de un restaurante contemplen la faena de limpieza de esta máquina como una de las peores. Se trata de uno de los objetos de cualquier cocina industrial que más sufre, y dejarla reluciente implica unas cuantas horas frotando en posiciones incómodas.

Afortunadamente, en la actualidad, se cuenta con productos y materiales que van a permitir reducir la dificultad en este trabajo.

Pasos para limpiar una campana extractora industrial

Como profesionales del sector, conocemos de primera mano los pros y los contras de todas y cada una de nuestras máquinas. El principal problema que presentan las campanas extractoras es su limpieza, sobre todo en lo que concierne a su motor, elemento que debe mantenerse en perfectas condiciones para que el rendimiento de la campana sea siempre el deseado.

  1. Desconexión del circuito eléctrico

Aunque parezca un paso completamente lógico, no son pocos los que con las prisas y las ganas de terminar la jornada acometen este trabajo con el sistema conectado, arriesgándose a un accidente laboral de consecuencias imprevisibles. Es un consejo lógico para cualquier electrodoméstico que se vaya a limpiar, pero en este caso cobra más importancia, ya que algunas de sus partes deberán ser desmontadas.

  1. Desmontaje y limpieza de las piezas

Una de las principales complicaciones de este aparato es el desmontaje de alguna de sus piezas que tendrán que limpiarse en profundidad de forma independiente al resto de la campana. Son las piezas móviles las que habrá que quitar y llevarlas a parte para eliminar la grasa con productos específicos (industriales), higienizarlas, desinfectarlas y secarlas antes de volver a colocarlas donde estaban.

Aunque la mayoría de la campana permanece en su sitio y habrá que acceder a ella con ayuda de unas escaleras de mano, segura y fiable, otras se podrán llevar a un fregadero y limpiarlas con más seguridad y comodidad.

  1. Los filtros, en profundidad y a diario

Aunque la limpieza de la campana pueda pasar a un repaso diario y un par de veces o tres a la semana en profundidad, los filtros deberán ser limpiados todos los días y siempre con intención de dejarlos brillantes. Es vital que se aplique interés en esta tarea, ya que, además de ofrecer una buena transpiración de los vapores y del aire de la cocina, también podría evitar un incendio.

El motivo de este riesgo es la posibilidad de que la capa de grasa acumulada impida que la campana funcione correctamente y esto haga que el motor termine estropeándose, trabajando forzadamente, quemándose o haga las veces de mecha para que una llama excesivamente alta de algún preparado la haga prender y se propague un incendio rápidamente.

Errores que no se han de cometer

No solo hay que limpiar bien y en profundidad la campana extractora, también hay que saber reconocer los errores más frecuentes que hay que evitar para que la campana no sufra en exceso, mantenga una larga vida útil y no resulte excesivamente caro este proceso.

Para empezar, debemos recordar que son de acero inoxidable y que, por tanto, se rayan con facilidad, por lo que no habrá que abusar del estropajo. Solo hay que usar este objeto con la grasa más incrustada, después habrá que utilizar otros más suaves. Esto no incluye recurrir a un trapo viejo y sucio, recordemos que la finalidad es dejar la campana impecable. Mejor utilizar trapos, bayetas, paños (limpios, nuevos o con poco uso) y desinfectados.

Por último, también habrá que recurrir a productos profesionales, olvídate del maravilloso milagro del agua, limón y vinagre, pues no es tan eficaz como nos dicen las leyendas urbanas, al menos para las campanas industriales de cocina. Para limpiar la grasa lo mejor es confiar en productos probados y aconsejados por los propios fabricantes.

Share This Post :

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: Site url with http://
* Comentario:
Type Code
arrow_upward