La extinción de incendios en la hostelería

May 10, 2022 Home 0 Comentarios
La extinción de incendios en la hostelería

Cuando se tiene un negocio, una de las principales responsabilidades y preocupaciones es la seguridad, tanto de la infraestructura y el material de la propia empresa como de las personas que se encuentran en sus instalaciones, ya sean empleados o clientes. Los incendios son uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta la industria hostelera, provocando pérdidas anuales de millones de euros. Su origen se localiza principalmente en la cocina, ya que es aquí donde se acumulan restos de grasa, se utilizan aceites en las frituras y el fuego está siempre presente.

Por estos motivos, las cocinas relacionadas con el mundo de la hostelería, ya sean cafeterías, restaurantes, hoteles o comedores, entre otros, se consideran de riego especial en relación a la posibilidad de sufrir un incendio, ya que cuentan con una potencia superior a los 20 kW. Sabiendo que el riesgo es mayor en este tipo de instalaciones, nace la necesidad de contar con un sistema de extinción y protección contra incendios que cumpla con el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI).

Entre otros requisitos, deberán contar con un método de activación automática y manual independientes y con un indicador visual o sonoro que indique que está activo. Los sitemas deberán ser probados en su instalación y, además, se deberá hacerle las labores de mantenimiento que sean pertinentes de forma periódica.

Normativa

En el Código Técnico de la Edificación, se indica que se debe instalar una extinción automática: "En cocinas en las que la potencia instalada exceda de 20kW en uso Hospitalario o Residencial Público o de 50kW en cualquier otro uso.

Para la determinación de la potencia instalada sólo se considerarán los aparatos directamente destinados a la preparación de alimentos y susceptibles de provocar ignición. Las freidoras y las sartenes basculantes se computarán a razón de 1kW por cada litro de capacidad, independientemente de la potencia que tengan. La protección aportada por la instalación automática cubrirá los aparatos antes citados y la eficacia del sistema debe quedar asegurada teniendo en cuenta la actuación del sistema de extracción de humos."

En este sentido, para instalar un sistema de extinción de incendios en las cocinas industriales que cumpla con la normativa se tendrá en cuenta los litros de aceite de freidoras y sartenes basculantes, así como la potencia de los fogones, las parrillas o las planchas eléctricas.

¿Qué es la instalación de extinción automática de incendios?

Las instalaciones de extinción automáticas de incendios son aquellas que tienen como objetivo proteger un área determinada, en este caso concreto la zona de cocina en restaurantes, cocinas de hospitales, bares... Como su propio nombre indica, cuentan con un sistema de activación automático que se pone en marcha cuando detecta que la temperatura ambiente excede un número determinado de grados centígrados durante un tiempo determinado. De este modo, se protege la cocina sin que nadie tenga que activar el sistema, por lo que funciona de forma ininterrumpida las 24 horas al día.


Tipos de Extinción Automática

Dentro de los sistemas de extinción de incendios automáticos se pueden encontrar varios tipos: rociadores automáticos, agua nebulizada, extinción por espuma y extinción por gas.

Los rociadores automáticos tienen un funcionamiento muy sencillo. Empiezan a soltar agua en cuanto se detecta una subida de temperatura. Se activan por zonas, dependiendo de la necesidad que haya en cada momento. Después de un incendio, se hace necesario cambiarlos.

El sistema de agua nebulizada, por su parte, tiene un funcionamiento similar al de los rociadores y se utiliza para proteger objetos de fácil inflamación.

En cuanto al de extinción por espuma, se considera como el más adecuado para aquellos lugares donde se guardan o fabrican productos químicos. La extinción por gas es más apropiada cuando se necesita una extinción del incendio muy rápida, disminuyendo al máximo los posibles daños.

En el caso de las cocinas industriales, lo más reomendable es instalar un sistema de descarga de solución acuosa para fuegos tipo «F» sobre la campana extractora y todos los fuegos. Estos sistemas han sido especialmente diseñados, evaluados y certificados según el nuevo Reglamento de Protección contra Incendios (RD 513/2017) y atendiendo a la norma UNE 23510.

No obstante, lo mejor siempre será dejarse asesorar por los expertos para que estudien cada caso particular y aconsejen acerca de cuál es el sistema de extinción de incendios más eficaz. Con independia al tipo elegido, su función siempre es la misma: extinguir el fuego cuando está todavía en un estado incipiente, por lo que tiene que ser de detección y actuación rápida.

Share This Post :

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: Site url with http://
* Comentario:
Type Code
arrow_upward